CÓMO AYUDA LA QUIROPRÁCTICA A LAS FUTURAS MAMÁS

¿Estás pensando en quedarte embarazada? Este es el mejor momento para empezar con tu cuidado. Recibiendo ajustes quiroprácticos antes de la concepción, tu cuerpo se podrá preparar de la mejor manera para los cambios que vendrán. El cuidado quiropráctico mejora la regularidad de las reglas y ayuda tu útero a funcionar mejor.

Muchas de las parejas que han estado buscando un embarazo durante mucho tiempo, descubrieron que la quiropráctica puede traer grandes beneficios debido a que ayuda a restablecer el correcto flujo de información desde y hacia los órganos reproductivos.

¿Ya estás embarazada? Enhorabuena! Los cuidados quiroprác- ticos durante el embarazo pueden ser de gran ayuda! Mientras tu barriguita crece, crecen con ella muchas más partes de tu cuerpo. Todo lo que las mujeres embarazadas experimentan (dieta, ejercicio, estrés…) también lo experimenta el bebé.

La quiropráctica para las futuras madres ayuda a aliviar muchas de las molestias que nos provocan estrés a nosotras y por consecuencia, al bebé. Pero lo más importante es que con la quiropráctica nos aseguramos de que el bebé tenga suficiente espacio para desarrollarse perfectamente.

Cómo ayuda la quiropráctica durante el embarazo? El canal de parto está compuesto por las dos caderas y el sacro y todos juntos forman la pelvis femenina. Al mismo tiempo que el bebé crece, se produce más presión sobre las juntas de la pelvis (juntas sacro-iliacas). Esto lleva a una desalineación de la pelvis y a desequilibrios en los ligamentos que aguantan el útero, hasta puede modificarse la forma del canal de parto y llegar a reducirse su tamaño. Esta situación puede llevar a posiciones incorrectas del feto (transversal, podálica o inversa)

Es esencial tener el máximo espacio disponible para asegurar un correcto desarrollo fetal! Alineando la pelvis se consigue restaurar el tamaño correcto del canal de parto para que el bebé tenga suficiente espacio para crecer.

Durante los meses de embara- zo, el cuerpo de la futura mamá pasa por increíbles cambios! Los cambios hormonales hacen que las juntas y los tejidos blandos se relajen para acomodar el cre- cimiento del bebé. Sin embargo, esta condición lleva también a ser más propensas a desalineaciones y dolor.

El aumento de peso causa más estrés de lo normal en los músculos y ligamentos de la espalda y de la pelvis y además, el centro de grave- dad se desplaza, obligando a la mujer embarazada a compensarlo con una postura incorrecta.

Cuáles son los beneficios del cuidado quiropráctico durante el embarazo? · Reducción de las molestias y de la sensación de incomodidad (un estudio reciente ha demostrado que se puede reducir el dolor de espalda en un 84%)

  • Reducción del tiempo de parto (has- ta de un 34% en primerizas y un 39% para los sucesivos)
  • Experimentar un embarazo saludable
  • Más posibilidades de embarazos a bajo riesgo
  • Más posibilidades de un correcto posicionamiento fetal
  • Hasta un 50% menos posibili- dades de necesitar intervenciones durante el parto (fórceps, ventosas y cesáreas)