¡Eso no es normal!

Diferenciando «normal» de «promedio»

 

«Hola Doc, necesito que me ayudes a bajar mi ritmo cardíaco, ¡no es normal!” – “¿Que quieres decir que no es normal? “Pues, normalmente mi corazon trabaja a 68 pulsaciones por minuto y hoy esta arriba de 90, definitivamente algo no esta bien” Al leer esto probablemente pensaran. Si, definitivamente eso no es normal, pero el problema no esta en la cantidad de veces que late el corazón. El problema es nuestra definición de la palabra normal. Lo que realmente quería decir es que su ritmo cardiaco no era promedio.

 

Estos términos muchas veces se intercambian de manera incorrecta. Una de las veces que mas veces es confundido es hablando de las funciones del día a día de nuestros cuerpos. La ciencia ha establecido lo que llama figuras normales para nuestras funciones fisiológicas. Estas incluyen la tensión arterial, el colesterol, la temperatura y todo lo demás que pueden pensar en este momento. La medicina ha establecido cuanto debe pesar cada persona. Sin embargo, no se ha establecido lo que es normal, sino lo que es promedio.

 

El promedio es la media de un grupo. Forzar a un cuerpo a estar en la media puede ser dañino para algunas personas. El valor medio es algo sencillo para que nosotros lo sepamos un aproximado (es una simple operación matemática). Lo normal, por el otro lado es algo que no es difícil de saber. Nosotros sabemos que siempre estamos cambiando, constantemente adaptándonos, auto regulandonos y que somos organismos con capacidad de autocuracion. Sabemos que lo normal únicamente puede ser determinado por la inteligencia Innata de nuestro cuerpo. Esta es una diferencia que es importante entender. Aunque el promedio de pulsaciones por minuto en un adulto es de aproximadamente 72 veces por minuto, no necesariamente significa que es lo que necesita todo individuo en un tiempo determinado. En otras palabras, si una persona necesita aumentar las pulsaciones de su corazón puede que no sea el promedio, ¡Pero ciertamente es lo normal!

 

¿Es normal que un bebe sano tenga la nariz congestionada, fluido en los oídos y fiebre? ¿Es normal que una mujer normal gane entre medio kilo y kilo por semana en el embarazo? ¿Es normal que una persona tenga diarrea y vomito? ¿Es normal que una persona normal tenga espasmos musculares, inflamación y dolor en su cuello?

 

¿Cual fue la respuesta de estas preguntas? Si dijiste que no a alguna de ellas, puede que estés en lo correcto. ¡Si contestaste que si a alguna de ellas tambien puedes estar en lo correcto! Déjenme explicar.

 

1.-Un bebe saludable al que le están saliendo los dientes puede tener nariz congestionada, fluido en los oídos y fiebre. Esto es parte de ese proceso.

 

2.-Una mujer embarazada sana ganara entre medio kilo y un kilo durante el embarazo.

 

3.Una persona sana que come un pescado en descomposición vomitara como una forma que tiene su cuerpo de eliminar las toxinas.

 

4.-Una persona que tiene un cuello lastimado tendrá espasmos musculares para proteger el area para evitar daños mayores mientras sana. También tendrá inflamación en algo llamado la cascada de sanacion y su cuerpo produce el dolor para que la persona sepa que debe tener cuidado hasta que este bien.

 

Después de hablar un rato con la persona que estaba preocupada por su corazón estuvo en una bolera el dia anterior y habia mucho humo (esto es de antes de la ley de no fumar en espacios privados). Lo que estaba haciendo su cuerpo es que aumento el numero de pulsaciones para expulsar las toxinas e incrementar la velocidad en que sus células reciben oxigeno para acelerar la curación del daño que había sido provocado por el humo (estrés químico). No estaba ocurriendo nada anormal, simplemente no era el promedio.

 

La Quiropráctica reconoce que el estado normal para cada persona solo puede ser determinado por la Inteligencia Innata. Nosotros no intentamos que tu cuerpo este en niveles estandarizados. Lo que nosotros queremos es que vuestro sistema nervioso este libre de interferencias para que los mensajes entre el cerebro y el resto del cuerpo ocurran de manera adecuada, para poder alcanzar el máximo nivel de expresión de la vida y máximo nivel de bienestar.